Desarrollo Infantil Temprano: Prioridad pública

Como parte de la Estrategia Nacional de Desarrollo e Inclusión Social “Incluir para Crecer” y el Plan Nacional de Acción por la Infancia y la Adolescencia 2012-2021, se ha destacado el Desarrollo Infantil Temprano como prioridad en la agenda de la política pública, pues en los primeros cinco años de vida de todo ser humano se define, en gran medida, su capacidad para desarrollarse y consolidarse en la adultez, como ciudadana o ciudadano responsable y beneficiosa/o para sí misma/o, su familia y la sociedad.

El desarrollo infantil temprano es prioridad de la política pública porque:

1. Es un derecho

Los niños y las niñas son sujetos de derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales que les deben ser reconocidos y respetados.

2. Etapa de mayores aceleraciones en el desarrollo

En los primeros 5 años, se presentan periodos críticos del desarrollo humano.

700 nuevas conexiones neuronales por segundo los primeros 24 meses de vida.

3. Etapa de mayor vulnerabilidad

Consecuencias futuras:

  • Mayor riesgo de enfermedades crónicas.
  • Mayor riesgo de abandono escolar.
  • Menor empleabilidade ingresos.
  • Mayor riesgo de cometer delitos.

4. Oportunidad socialmente rentable

4 a 9 dólares es la tasa de retorno por cada dólar invertido en la primera infancia.

5. Oportunidad para reducir desigualdades

Las más grandes desigualdades se originan en los primeros 24 meses.